Cualquier persona que reúna los mismos antecedentes financieros, laborales y de documentación que se te piden a tí para optar a alguno de nuestros créditos.


Tu aval puede ser un familiar, amigo, conocido cercano o pareja.


Por ejemplo: si para un Crédito Automotriz te solicitamos Cédula de identidad (Vigente o vencida), renta líquida de $600.000 y contrato de trabajo indefinido, la persona que presentes como aval debe presentar los mismos requisitos.