Si tienes una licencia de conducir vigente emitida en otro país, esta solo te permite conducir vehículos de clase B en Chile durante una estancia de turista. Una vez perdida la calidad de turista, no puedes conducir con una licencia extranjera. En ningún caso permite conducir vehículos que requieran otras clases de licencia de conductor ni tampoco a conducir ningún vehículo de forma remunerada.


Una licencia internacional permite conducir en Chile hasta un período de un año desde el inicio de su permanencia continua en el país, siempre que este permiso se encuentre vigente. Este permiso internacional no habilita para conducir ningún vehículo de forma remunerada.


Una vez tienes residencia en Chile, deberás acudir a la Dirección de Tránsito de la Municipalidad de tu comuna de residencia. Allí deberás presentar los siguientes requisitos para tramitar la licencia de conducir chilena:


1. Cédula de identidad chilena o de extranjería vigente.

2. Certificado de estudios equivalente al 8° año de educación básica chilena.

3. Certificado de residencia.


Posteriormente, tendrás que rendir los exámenes correspondientes a la clase de licencia que optarás.


Puedes ver la información oficial de otorgamiento de licencias de conducir aquí.


Nota: el 1ro de abril de 2020, el gobierno de Chile emitió la Ley 21222, que prorroga por un año la vigencia de todas las licencias de conducir chilenas cuyo control corresponda realizar durante el año 2020. Puedes ver revisar la Ley aquí.